La decisión de estar concentrados durante cinco días molestó a los jugadores.

Por agencias

El club de futbol Nápoles está en la mira de Europa. Y es que ahora no es por sus resultados sino por una huelga de los jugadores del equipo celeste.

El Nápoles está en una crisis por sus resultados. Están fuera de los puestos europeos en la Serie A y su presidente, Aurelio De Laurentiis, tomó una drástica decisión que derivó a la huelga de los jugadores.

Esta semana de Laurentiis le ordenó al entrenador, Carlo Ancelotti, que concentrara a los jugadores durante cinco días tras el partido de Champions League contra el Salzburgo. 

Molestos

La decisión de estar cinco días concentrados no sentó bien al vestuario, incluso al entrenador, y los futbolistas del equipo italiano se negaron y se marcharon a sus casas después del encuentro.

Lio

El lío comenzó el sábado pasado tras la derrota del conjunto napolitano ante la Roma en el Olímpico. 

Era el sexto tropiezo de los de Ancelotti en Serie A, por lo que caían fuera de los puestos europeos y se quedaban a 11 puntos del líder, la Juventus.

En el partido, el Nápoles no pudo pasar del empate a 1 en San Paolo encadenando una racha de cuatro partidos sin ganar.

“El club tomó esta decisión y tenemos que aceptarlo, pero si me preguntas si estoy de acuerdo, te digo que no”, dijo el entrenador Ancelotti. 

Se retiran

Ni uno solo de los jugadores se concentró y todos ellos se marcharon a sus casas tras el partido ante el Salzburgo. Solamente Ancelotti se subió al autobús que le llevaría a Castel Volturno.

Capitán

Según “‘La Gazzetta dello Sport”, el jefe del motín de la plantilla del Nápoles es su capitán, Lorenzo Insigne, aunque también José Callejón, Dries Mertens, Kalidou Koulibaly y Allan han liderado la revuelta contra su presidente. 

La reacción del club ha sido un comunicado en el que anuncia que estudiará medidas legales para multar a la plantilla.