Redacción
Sobre el autor:

Por agencias

El secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, intenta ser reelecto. Tiene como rivales a la excanciller ecuatoriana María Fernanda Espinosa, y el peruano Hugo de Zela.

Se acerca la elección de la titularidad de la Organización de Estados Americanos (OEA). El secretario general Luis Almagro intenta seguir en el cargo aunque sus rivales son la excanciller ecuatoriana María Fernanda Espinosa, y el peruano Hugo de Zela.

A pocas semanas de las elecciones programadas para el 20 de marzo, Almagro busca comprometer los 18 votos que necesita para ser confirmado en el cargo.

Defiende gestión

El secretario general de la OEA, Almagro, defendió su gestión afirmando ha devuelto a la institución "su lugar central como foro político hemisférico", frente a los dos candidatos que desafían su aspiración de ser reelegido el 20 de marzo.

Almagro dijo en una presentación ante el Consejo Permanente en Washington que el primer desafío que enfrentó en 2015 fue "recuperar la credibilidad y la relevancia de la OEA".

Los rivales

Pero tiene dos rivales de peso: la excanciller ecuatoriana Espinosa, que fue presidenta de la la Asamblea General de la ONU, y el peruano de Zela, un avezado diplomático.

Espinosa, de 55 años, dijo en una entrevista que un mandato suyo al frente de la OEA "cicatrizaría" la polarización y que impulsaría un diálogo con "hoja de ruta" para poner fin a la crisis en Venezuela.

De Zela defiende que si gana Almagro o Espinosa, los países de la OEA seguirán polarizardos y no habrá avances en la crisis venezolana.

El diplomático peruano dijo en su presentación que la secretaría general "tiene que ser parte de la solución, su papel no puede ser exacerbar la crisis".