Redacción
Sobre el autor:

Por agencias 

El gobierno de Israel manifestó su rechazo total, ante la publicación de una lista con 112 compañías que mantienen actividad en los asentamientos en Cisjordania publicada este miércoles por la ONU.
 
En su primera reacción a la publicación de la lista por la ONU, el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu dijo: “lucharemos contra esto con todas nuestras fuerzas”, informó el sitio Ynet.
 
“Si no hubiera yo encarado y organizado la oposición a los esfuerzos que planearon en la ONU, estaríamos ya bajo sanciones más agudas”, aseguró el mandatario.
 
Netanyahu publicó un comunicado , donde explicó su posición más a detalle.
 
“Aquel que nos boicotée, será boicoteado. La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU es un órgano sesgado y sin influencia. 
No en vano instruí cortar todo lazo con este organismo, y no en vano el gobierno estadounidense tomó este paso junto con nosotros”, señaló, en referencia a la salida de Israel y EE.UU. del organismo en 2018.
 
“En los últimos años, hemos avanzado leyes en la mayoría de los estados en EE.UU., que establecen que hay que actuar de manera firme contra quien intente boicotear a Israel. 
 
Por lo tanto, este órgano es insignificante. En lugar de que proteja los derechos humanos, solo intenta desacreditar a Israel. Rechazamos este intento con toda firmeza y repudio”, agregó.
 
El presidente de Israel, Reuven Rivlin, también se unió a las críticas por medio de un comunicado en contra de la publicación de la lista, a la que calificó como una “vergonzosa iniciativa que recuerda los períodos oscuros de la historia”, en aparente referencia al boicot del gobierno nazi de Adolf Hitler en Alemania contra los negocios de judíos durante los años 30.
 
“Boicotear a las compañías israelíes, no promueve la causa de la paz y no construye confianza entre ambas partes”, afirmando que pese a que la Presidencia de Israel no está destinada a promover negocios particulares israelíes, está de su lado mientras estén “bajo la amenaza de un boicot”.
 
“Estoy orgulloso de darle a estos negocios una plataforma. Estoy orgulloso de ser israelí. Estoy orgulloso de que estos negocios israelíes, patriotas que contribuyen a la sociedad israelí, a la economía y a la paz”, señaló.
 
El ministro de Asuntos Exteriores de Israel, Yisrael, Katz, fue de la consideración que la publicación de la lista “es una rendición vergonzosa a la presión de países y organizaciones interesadas en dañar a Israel, a pesar de que la mayoría de los países del mundo se negaron a unirse a esta campaña de presión política”.
 
“La decisión del Alto Comisionado de continuar en esta línea anti-israelí del Consejo de Derechos Humanos es una mancha del Alto Comisionado de la ONU”, enfatizó Katz, y acusó al organismo de convertirse en un “socio del movimiento del boicot [contra Israel]”.
 
Katz también acusó a la dependencia de negligencia en una protección efectiva a los derechos humanos, y de darle protección “a algunos de los regímenes más oscuros del mundo”, advirtiendo de posibles consecuencias en la relación de Israel con el Alto Comisionado.
 
“El Estado de Israel no aceptará las políticas discriminatorias y anti-israelíes y trabajaremos por todos los medios para evitar la implementación de decisiones de este tipo”, concluyó el ministro.
 
El ministro de Seguridad Pública y Asuntos Extratégicos de Israel, Gilad Erdan, que a la vez es el encargado de organizar las políticas del gobierno israelí contra el boicot, calificó a la publicación de la lista como “una decisión vergonzosa” de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, y como una acción que “comprueba el antisemitismo y odio a Israel de la ONU”.
 
“La ACNUDH comprueba de nuevo que está podrida y que hace decisiones sin relación a los derechos humanos. La publicación de esta lista negra dañará la vida de los palestinos que trabajan en Judea y Samaria. Haremos todo en nuestro poder para acabar con esta decisión vergonzosa”, añadió.
 
El líder del partido Kajol Lavan, Benny Gantz, también manifestó su oposición a la decisión del Alto Comisionado.
 
“Un día negro para los derechos humanos. La Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU perdió su conexión con la realidad”, escribió el político israelí en su cuenta de Twitter.
 
En tanto que el Consejo de Yesha, el principal organismo representativo de los asentamientos en Cisjordania, dijo: “La ONU ha demostrado de nuevo que es un organismo sesgado, no neutral y que trabaja en contra de Israel. Condenamos de manera enérgica la publicación de la lista en la que hay claras señales antisemitas”.
 
Ante ello, el Consejo de Yesha instó a un respaldo total a los productos israelíes producidos en los asentamientos y a las comunidades israelíes en Cisjordania, y calificó como una “lista blanca” a la serie de compañías, destacando su labor como positiva en la región.
 
Por el contrario, desde el lado palestino, el ministro de Asuntos Exteriores de la Autoridad Palestina, Riyad Al Malki, calificó a la publicación de la lista como un triunfo para la causa palestina.
“Una victoria del derecho internacional y de la lucha diplomática cuyo fin es detener la empresa de los asentamientos [en Cisjordania]”, dijo el funcionario palestino al referirse a la decisión de la ONU, de acuerdo a Ynet.
 
Ante ello, Al Malki hizo un llamado a los países miembros de la ONU e integrantes del Consejo de Seguridad, a que analicen el reporte y que ordenen el cierre de las compañías.
 
Vía: ©EnlaceJudío
Foto: cortesia fotonoticia