El sector marisquero gallego está en alerta por la proliferación de la que se ha convertido en su última gran amenaza: la estrella de mar. 

Marco Antonio Ruibal, secretario de la cofradía de pescadores de Raxó dijo al diario ABC.es que este “depredador voraz”, siente predilección por la almeja y el mejillón y está acabando con los mariscos del área.

“Están por todos lados, afectan a todas las rías. Nosotros estamos ahora un poco más en el candelero”, comenta Ruibal en conversación con ese diario.

La última semana los pescadores trabajaron intensamente retirar el mayor número posible de estas voraces enemigas del marisco. Son llevadas al puerto y las retira una empresa autorizada. Cuentan en la cofradía que hay otra compañía que las recicla para “darles una utilidad”.

La noticia que generó burlas en las redes sociales causó descontento en grupos ambientalistas que consideran que es una actividad natural de la vida en el mar.

El experto  Victoriano Urgorri, catedrático de zoología en la Universidad de Santiago de Compostela y especialista en zoología marina  afirma que “No es una plaga.  Es un fenómeno que se da todos los años. El mar tiene sus riquezas, sus épocas. Hay zonas muy ricas, con mucho marisco, y ellas buscan alimento”.