Estados Unidos │ El Fiscal General William Barr acudió al abogado, John Durham, Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito de Connecticut para que se realice una investigación cuyo objetivo es determinar si el F.B.I. actuó de forma inadecuada al realizar la investigación de “Rusiagate”. 

El Presidente Donald Trump considera que durante la investigación el gobierno de Obama lo espió ilegalmente, a él, a sus socios y su campaña.

The New York Times recoge las declaraciones que el Presidente Trump publicó en su cuenta de twitter "¿Qué tan bajo ha ido el Presidente Obama para querer investigar mis teléfonos durante el proceso sagrado de que son las elecciones”.

En el fiscal general William Barr,  designó a John Durham, un abogado del Departamento de Justicia y ahora abogado de los Estados Unidos para Connecticut, para que indague y se determinen los pasos que el F.B.I. realizó durante las primeras etapas de la investigación.

CNN informó hoy que el Sr. Barr también está trabajando con Gina Haspel directora de C.I.A., y Dan Coats, el director de inteligencia nacional, para evaluar si el F.B.I. sobrepasó protocolos legales durante las primeras pesquisas.

El director del F.B.I. Christopher Wray, defendió la semana pasada al buró, de las acusaciones. Ël considera que los investigadores no participaron en un "espionaje" ilegal en el período previo a la elección.

"Ese no es el término que usaría", dijo Wray a un panel del Senado la semana pasada, agregando que no había visto evidencia de vigilancia ilegal de la campaña de Trump.

El informe de Robert Mueller sobre la porsible interferencia de Rusia en las elecciones detalló por lo menos 140 contactos entre la campaña de Trump y ciudadanos rusos, o sus asociados, pero no estableció una conspiración criminal.

Medios estadounidenses afirman que el F.B.I. durante mucho tiempo Rusia ha realizado esfuerzos  para entrometerse en la democracia estadounidense, como un asunto de contrainteligencia.

Ron DeSantis, el gobernador de Florida, declaró que el F.B.I. confirmó con él que los piratas informáticos rusos habrían logrado infiltrarse en dos bases de datos de votantes del condado en el estado en 2016. Y que para ello utilizaron técnicas similares a las de agentes del Kremlin para hackear correos electrónicos de individuos en el Comité Nacional Demócrata y la campaña de Hillary Clinton.