El Presidente estadounidense Donald Trump, anunció ayer, que la próxima semana empieza a retornar “millones de indocumentados”, un plan que implicaría enviar miles de centroamericanos a ciudad Juárez.

También aseguró que Guatemala está por firmar un acuerdo de “tercer país seguro”.

Vía Twitter el Presidente Trump dijo que la próxima semana el servicio de Inmigración y Control de Aduanas, iniciará un proceso para regresar a los millones de extranjeros que entraron de forma ilegal a Estados Unidos. Expertos estadounidenses opinan que –ICE-  no tiene capacidad para realizar un operativo de tal magnitud.

El año que más deportaciones realizó EEUU fue en 2012 con un total de 400,000, por lo que expertos consideran “pretenciosa” la idea del Presidente estadounidense.  El objetivo de Trump es que todos los migrantes que no tengan papeles en regla, sean “removidos” en cuanto ingresen a México.

“Usando sus fuertes leyes migratorias, México está haciendo muy buen trabajo deteniendo a la gente mucho antes de que llegue a nuestra frontera sur”

Guatemala por su lado está lista para firmar el acuerdo de tercer país confirmó el Ministro de Gobernación Enrique Degenhart.

El acuerdo implicaría que los migrantes que llegan a nuestro país, con la idea de seguir para pedir asilo en Estados Unidos, tendrán que solicitarlo primero en Guatemala.

Es lo mismo que Trump busca que se firme en México, para detener definitivamente el flujo de migrantes hacia Estados Unidos, aunque el gobierno mexicano hasta ahora sólo se ha comprometido a permitir que los solicitantes de asilo en Estados Unidos esperen en ese país, mientras se resuelven sus procesos migratorios.

En los próximos días se incrementará a 5 veces la cantidad de migrantes que Estados Unidos enviará a ciudad Juárez para esperar ahí sus procesos de solicitud de asilo. 

El pasado jueves fueron enviadas 200 personas, el doble que el miércoles y las autoridades esperan que hasta 500 migrantes sean enviados de El paso Texas a Juárez. La administración de Trump estaría considerando, además, instalar cortés migratorias temporales a lo largo de la frontera sur para que se revisen las solicitudes.