Judicial Watch presentó el pasado viernes 5 de Abril, una demanda en contra del Departamento de Estado de los Estados Unidos, solicitando registros de comunicación entre Thelma Aldana, Todd Robinson y CICIG.

Chris Farrell director del departamento de investigación de Judicial Watch condujo la investigación  y nos explica que “Judicial Watch se dio cuenta de los abusos corruptos e irresponsables del proceso legal por parte de CICIG e Iván Velásquez a través de contactos de ciudadanos guatemaltecos y organizaciones de la sociedad civil en Guatemala.

Tras las inquietantes reclamaciones de varias personas y organizaciones con respecto a CICIG / Velásquez y otros, Farrell y su equipo vino al país y realizaron entrevistas y una exhaustiva investigación.

“Judicial Watch identificó a los funcionarios del gobierno estadounidense que parecían estar operando fuera del alcance de su autoridad, y se involucraron en actividades políticas partidistas relacionadas con asuntos nacionales guatemaltecos.

Algunos funcionarios del gobierno estadounidense parecían estar entrometiéndose de manera inadecuada en la soberanía y en cuestiones legales y de la política doméstica guatemalteca, ejerciendo el "peso" del gobierno de los Estados Unidos para lograr resultados políticos específicos y partidistas.”

El investigador indica que descubrieron que oficiales del Servicio Exterior de los Estados Unidos de la Embajada de los Estados Unidos, pueden haber sobrepasado su autoridad y haber avanzado sus propias agendas personales sobre las políticas oficiales de la Administración de Trump.

También descubrieron que ciertos grupos políticos y de "justicia social" pueden haber aprovechado su relación cómoda y cooperativa con los funcionarios del gobierno estadounidense para atacar e intentar desestabilizar a la Administración Morales de una manera similar a la que algunos científicos políticos y expertos en guerra no convencional llaman " La insurgencia maoísta ".

Chris Farrell dice que el dinero de los contribuyentes estadounidenses, desafortunadamente, se ha utilizado (históricamente) para subsidiar erróneamente las actividades de organizaciones altamente cuestionables y actividades que operan bajo títulos nobles y terminología eufemística.

“Nuestra solicitud de Ley de Libertad de Información, y ahora esta demanda federal, obligará (mediante un proceso legal) al Departamento de Estado a entregar los registros que buscamos.

En nuestra experiencia, casi siempre es cierto que: "La gente miente, los registros no".

Revisaremos los registros del Departamento de Estado, presentados a JW por orden judicial, y luego los haremos públicos, para que los estadounidenses y los guatemaltecos tengan una mejor comprensión de lo que, exactamente, ha estado sucediendo estos últimos años.”

 

La demanda:

Judicial Watch, Inc. Presenta demanda contra el Departamento de Estado de los EE. UU. por negarse a compartir los registros de comunicaciones entre Iván Velásquez, Thelma Aldana y CICIG.