Redacción
Sobre el autor:

En la Cámara Guatemalteca Coreana de Comercio las entidades Ferromax, S. A., y Grupo Ferroso, S. A., se pronunciaron ante una investigación del Ministerio de Economía que tiene como objetivo aplicar una salvaguarda sobre productos laminados.

Por Kenneth Monzón

Representantes de las empresas Ferromax, S. A., y Grupo Ferroso, S. A., manifestaron su preocupación ante futuras acciones de empresarios de Corea del Sur debido a una revisión del Ministerio de Economía que pretende aplicar salvaguarda sobre productos laminados de importación.

“Vemos con preocupación la decisión, sobre todo por las posibles medidas de reciprocidad que pueda tomar Corea del Sur en cuanto a esta salvaguarda” indicó David Juárez, integrante de la Cámara Guatemalteca Coreana de Comercio durante una conferencia realizada esta mañana.

Durante el pronunciamiento también estuvieron los representantes de las entidades importadoras de lámina.

Por Ferromax, S. A., estuvo el abogado César Trujillo; y por Grupo Ferroso, S. A., compareció Andrés Rivera.

“Hemos tratado de solicitar una mayor apertura, una mayor claridad en la investigación del Ministerio (de Economía) y es lo que queremos solicitar.

Que la investigación se haga. No se ha comprobado que la industria nacional esté recibiendo un daño, que es lo que regula este tipo de procedimientos para que se le dé la protección de la salvaguarda que se está solicitando”, apuntó Trujillo.

¿Qué es?

Salvaguarda o salvaguardias se refiere a una modalidad de restricción del comercio internacional ante la presencia de un daño o posible daño a un determinado sector de la economía.

Es una medida regulada por la Organización Mundial del Comercio (OMC), pero se prevé únicamente para situaciones de emergencia, que de no ser aplicada de forma correcta, como podría estar sucediendo en este caso, puede causar fracturas en las relaciones comerciales con otros países e inversionistas.

El caso

Recientemente la Dirección de Administración de Comercio Exterior (DACE) inició una revisión denominada estudio económico. Para determinar si el producto de lámina troquelada cumple con los requisitos para aplicar una salvaguardia. La empresa Ternium planteó la solicitud el 13 de febrero de 2018. El pasado 12 de julio fue avalado practicar un estudio sobre este caso.

El ministro de Economía, Acisclo Valladares Molina, ya dijo que la investigación está en ley, y que se debe revisar si la importación de láminas realmente amenaza la producción nacional.

Motivo

Las medidas de salvaguardia se avalan cuando se comprueba que existe un incremento en las importaciones de algún producto similar que se fabrica en el país.

Entonces las medidas son necesarias y se centran en el arancel para contrarrestar el posible daño a la industria guatemalteca.

Mensaje

La Cámara Guatemalteca Coreana de Comercio informó que la investigación que hace el Mineco podría ser grabado con un arancel a los productos laminados que provienen de Corea del Sur.

“Aplicar una salvaguardia para estos productos implicará retrocesos. La otra empresa trae el mismo producto y grupo Ferromax lo está importando desde Corea del Sur. No entendemos ese contrasentido en el procedimiento porque, o en realidad no tiene la capacidad para abastecer al mercado guatemalteco, o en realidad no se está haciendo un buen trabajo de análisis en cuanto a los productos de investigación”, dijo Trujillo.

“Se está pretendiendo una cláusula de salvaguardia del 25% que significaría que el costo de ese producto, esencial para la construcción, tendría un incremento brutal y afectaría sobre todo a las personas de medianos y escasos recursos” opinó el presidente de la CCG Jorge Briz, al ser consultado sobre el tema.