Redacción
Sobre el autor:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Cierres vehiculares y la visita de 12 jefes de Estado que serán testigos de la juramentación del médico y cirujano Alejandro Giammattei, quien inició su carrera política en 1999 como candidato a alcalde.

Por Kenneth Monzón

Se llegó el 14 de enero 2020. Es el día que tanto ha ansiado el médico y cirujano Alejandro Giammattei Falla, quien será juramentado como presidente de Guatemala. Como testigos tendrá a 12 jefes de Estado y 50 delegaciones en la Gran Sala Efraín Recinos del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias.

Giammattei, de 63 años, jurará defender la Constitución como gobernante durante los próximos cuatro años, en reemplazo del comediante, actor y productor, Jimmy Morales.

El médico cirujano ganó las elecciones generales el año pasado en la segunda vuelta electoral al derrotar a la exprimera dama (2008-2011) Sandra Torres Casanova, procesada en un caso de financiamiento electoral ilícito.

Giammattei, padre de tres hijos y divorciado, estará acompañado en la vicepresidencia por el abogado y notario Guillermo Castillo Reyes.

Jefes de Estado

Se confirmó la visita del presidente de Colombia, Iván Duque, y de su homólogo panameño, Laurentino Cortizo.

También asistirán el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández; el de República Dominicana, Danilo Medina; el de Ecuador, Lenín Moreno y el de El Salvador, Nayib Bukele.

El mandatario de Haití, Jovenel Moise, de igual manera estará presente en la ceremonia, certificó la cancillería.

Por Estados Unidos será el secretario de Comercio, Wilbur Ross, quien represntará representación la administración de Donald Trump.

20 años de participación

Giammattei inició su carrera por un cargo de elección popular en 1999 cuando se postuló para ser alcalde. Pasaron 20 años hasta que logró su primer triunfo en las urnas para ser el mandatario de Guatemala.

El nuevo presidente, quien también posee pasaporte italiano por uno de sus abuelos, ha estado vinculado al servicio público desde la década de 1980 con varios puestos, incluido el de director del Sistema Penitenciario, el que le provocó diez meses de prisión preventiva y el más oscuro episodio de su vida.

Cierres de calles

El arribo de las 50 delegaciones que serán testigos de la juramentación de Giammattei provocará diversos cierres vehiculares.

Se espera cierre en el Congreso, la Catedral y el Palacio Nacional de la Cultura.

Además, desvíos en la zona hotelera de las zonas 9, 10 y 14, se informó. El Teatro Nacional ya fue cerrado y solo podrán ingresar las diversas personalidades.

¿Quién es?

El político Giammattei tiene de 63 años. Nació el 9 de marzo de 1956 en la ciudad de Guatemala.

Se graduó como bachiller en Ciencias y Letras del colegio privado Liceo Guatemala. Católico desde la infancia.

Giammattei se graduó de médico y cirujano de la Universidad de San Carlos de Guatemala, aunque no ejerció como tal por mucho tiempo pese a ser uno de sus sueños de la infancia, al igual que pertenecer al cuerpo de bomberos, objetivo cumplido en su juventud.

Se desempeñó en las elecciones generales de 1985 y 1990 como coordinador general de los procesos electorales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y la década de 1980 también lo encontró como director del Departamento de Transportes Públicos de la Municipalidad de Guatemala y segundo comandante del cuerpo de Bomberos Municipales, además de trabajar para la Organización Mundial de la Salud.

En 1991, Giammattei, quien sufre desde hace más de cuarenta años de una esclerosis múltiple que lo obliga a llevar muletas, trabajó como gerente de la Empresa Municipal de Agua y en 1993 fue secretario privado de la Vicepresidencia de Arturo Herbruger Asturias, quien lo había tenido bajo su mando en el Tribunal Supremo Electoral.

Estuvo en prisión

Cuando fue titular de la Dirección General del Sistema Penitenciario (DGSP) vivió el capítulo más negro de su vida.

El 25 de septiembre de 2006, más de tres mil policías y militares entraron a la granja penal Pavón para recuperar el poder del centro.

La operación, denominada "Pavo Real", se saldó con siete reclusos asesinados y el caso fue procesado judicialmente en 2010 por el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

Giammattei se refugió en la embajada de Honduras en Guatemala y pidió asilo, pero luego se entregó a la justicia y se declaró "preso político".

Pasó más de diez meses en prisión y quedó en libertad sin cargos.