Luis Figueroa
Luis Figueroa
Sobre el autor:
Autor de la bitácora Carpe Diem, en luisfi61.com. Fue miembro del consejo editorial del semanario The Siglo News y director del semanario Pulso Económico de Siglo Veintiuno. Fue columnista en globalpolitician.com y fue columnista invitado en foxnews.com durante la crisis del 11-S. Es profesor de Filosofía Social, de Oratoria Forense y de Improvisación.

CARPE DIEM 

El Ministerio de Finanzas celebra que las personas podrán comprar Bonos del tesoro directamente, sin necesidad de acudir a una casa de bolsa; pero…¿en serio hay que celebrar eso? Te contaré lo que pasa en realidad.

Con los ahorros de las personas se forma el capital que sirve para mejorar, o multiplicar las inversiones productivas, que sirven para crear nuevas industrias y servicios, o para hacer crecer los que hay; para fundar nuevos comercios, mejorar los cultivos y las formas de cosecharlos y cosas asi.  Eso, claro, si los ahorros de las personas se quedan en el sector productivo y no coercitivo de la economía.

La ilustración la tomé de Facebook.

Nada de aquello ocurre si los ahorros de las personas van a parar al sector improductivo y coercitivo de la economía, conocido como El gobierno, por medio de bonos.  Cuando eso ocurre, los ahorros que podrían convertirse en capital en la economía real, se diluyen en una economía de papel porque los bonos son eso: papeles.

La cosa se pone peor si te das cuenta de que la mayoría del dinero que va a parar a políticos y burócratas (a eso que la gente le dice El gobierno) no sólo se usa para gastos (como el pago de plazas para fantasmas y burocrácia), sino que se esfuma en corrupción, mala administración y desperdicio.  En realidad nada se va a inversión porque una inversión es  dinero que se pone a disposición de terceros, de una empresa o de un conjunto de acciones, con la finalidad de que se incremente con las ganancias que genere ese proyecto…y….¡adivinaste! Los recursos a los que los políticos y burócratas dicen que usan para inversión nunca se incremantan, ni generan rendimientos. Para los estatistas de todos los colores gobernar es gravar para gastar.

¿Ya ves por qué no hay nada que celebrar? Como no sea que a los políticos y burócratas se les facilita echar mano de tus ahorros en perjuicio de la productividad y la generación de riqueza.

¿Por qué es importante la generación de riqueza? Porque lo contrario a pobreza, ,¿es? Riqueza.  Y las necesidades de los más pobres (viviendas, empleos, salud, educación, seguridad social y otros) se resuelven con riqueza, no con bonos que son una fábrica de pobreza.

¿Quiéres saber más?  los bonos son endeudamiento, y el endeudamiento no productivo, en el mejor de los casos es pan para hoy y hambre para mañana. ¿Con que se paga el endeudamiento? Con impuestos. ¿Quién paga los impuestos? ¡Adivinaste! Tu. También se pagan con inflación y…¿a quién afecta más la pérdida de valor adquisitivo de la moneda? ¡Adivinaste! A ti y a los tuyos.