Redacción
Sobre el autor:

Por Kenneth Monzón

Mientras la Fiscalía espera que Carlos Enrique Soto Menegazzo, quien fue ministro de Salud Pública y Asistencia Social, comparezca a la Torre de Tribunales, hay otros exministros que tienen señalamientos del Ministerio Público (MP) y la Contraloría General de Cuentas (CGC).

El fin de semana fue allanada la casa de Soto Menegazzo, en la zona 13, y le incautaron Q100 mil. Pudo burlar la orden de aprehensión que firmó el juez Mynor Moto por abuso de autoridad y tráfico de influencias.

El caso contra Soto Menegazzo es por intentar que fuera contratada una persona el año pasado en el Hospital Regional de Nebaj, en Quiché. El exministro enfrentó un antejuicio que fue declarado sin lugar por espurio.

Otros señalados

Así como Soto Menegazzo, otros dos exfuncionarios también enfrentan señalamientos del MP y la CGC.

Jorge Villavicencio, quien fue titular de Salud del 2 de mayo de 2012 al 24 septiembre 2014, está señalado en dos casos de supuestos actos de corrupción.

En la actualidad, enfrenta audiencia de primera declaración en el Juzgado de Mayor Riesgo D, a cargo de Erika Aifán, por el caso Asalto en el Miniterio de Salud, relacionado con contrataciones irregulares y pago de sobornos por la construcción de hospitales. La Fiscalía también señala a la hija del exfuncionario, Saraí Villavicencio, como su operadora.

También está procesado en un caso de supuesto fraude de Q14 millones por la contratación de un abogado para “negociar” el pacto colectivo con el sindicato.

Exministra

La diputada de la bancada Movimiento Semilla, Lucrecia Hernández Mack, también fue titular de Salud.

Existe un señalamiento de la CGC del año pasado. El caso está en reserva y lo tiene la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI).

Esa denuncia de la Contraloría provocó que no le extendieran la Constancia Transitoria de Inexistencia de Reclamación de Cargos, o finiquito como se le conoce.

El documento es requisito para ser electo como diputado. Entonces, la Corte de Constitucionalidad (CC) la amparó y así fue juramentada este año como legisladora.

Mack, incluso, calificó la denuncia de la Contraloría como “ataque político”.