Si aún no la ha visto, la miniserie-documental de Netflix “La Familia”, evidencia el alcance e influencia casi ilimitada de una poderosa organización cristiana conservadora de EEUU, oficialmente llamada «La Hermandad» (the Fellowship en inglés). Este grupo que influye en la política de EEUU desde 1935, a lo largo de los años habría expandido sus tentáculos de influencia a varios países del mundo incluyendo a Guatemala.

El pasado jueves 22 de septiembre, se llevó a cabo en un hotel de la ciudad de Guatemala el Desayuno Nacional de Oración, un evento, que reúne a los líderes sociales, políticos y empresariales del país alrededor del concepto de la oración, acción de gracias y la promulgación de la palabra de Jesús. 

Aunque a simple vista parece un evento religioso, en realidad, tiene un trasfondo que va más allá de la creencia y la fe y que gravita alrededor de la influencia geopolítica de un selecto grupo de poder de los EEUU.

 Los  eventos denominados “Desayuno Nacional de Oración”, son los únicos eventos públicos que el poderoso grupo cristiano conocido como “La Hermandad” o “La Familia”, lleva a cabo en los diferentes países donde tiene representación y a los cuales, asisten líderes y representantes políticos estadounidenses de esta organización, fundada en 1935 por Abraham Vereide en San Francisco, California, EEUU.

Aunque de acuerdo al sitio web oficial, los grupos que organizan el “Desayuno Nacional de Oración” en otros países son totalmente independientes, es la presencia y tutelaje de estadounidenses miembros y líderes de La Hermandad, lo que revela el alcance multinacional y el poder de esta organización.

En Guatemala, la presencia y alcance del poder de la Hermandad no se había hecho evidente, hasta que por medio de la miniserie-documental “La Familia”, se hizo público a todo el mundo la existencia de esta organización cristiana conservadora. En nuestro país el “Desayuno Nacional de Oración” llevaba ya seis años de realizarse por medio de la Fundación Guatemala Próspera.

Pero ¿cómo y quienes en Guatemala, han instrumentalizado la influencia de este poderoso grupo conservador de EEUU? ¿Cuáles son los objetivos de La Hermandad en Guatemala?

La Hermandad, más allá de su propósito oficial, concentró gran poder e influencia a los líderes de turno de los EEUU, asegurando la protección y promoción de los intereses de quienes lo conforman y a quienes representan, y, esto se ha expandido a varios países del mundo, su presencia en Guatemala denota que la posición geopolítica y geoestratégica del país es de suma importancia para los intereses conservadores de EEUU.

La penetración oligárquica

La influencia de La Hermandad en Guatemala, llega en 2013 a través de Manuel Espina, actual embajador en los EEUU y fundador de «Guatemala Próspera», y es por medio de esta fundación, que se afianza desde entonces, una estrecha relación con el liderazgo de «La Hermandad» y el poderoso sector conservador en el Congreso y Senado de EEUU.

Durante varios años, su influencia se enfocaba en las relaciones comerciales de EEUU con el sector productivo de Guatemala y, aunque varios empresarios frecuentemente son invitados a este evento anual, destaca la permanente asistencia de Thomas Dougherty, Felipe Bosch y Niels Leporowski quienes representan a los grupos empresariales más fuertes del país.

La conspiración evangélica

La influencia de «La Hermandad» en el país se extiende ampliamente al ámbito político nacional a partir de la llegada de Manuel Espina como Embajador de Guatemala en los EEUU en julio de 2017.

Aunque se ha rumorado que fue un acto derivado de la coyuntura, el nombramiento de Espina habría sido orquestado por la hermandad utilizando su acceso e influencia en iglesias evangélicas en EEUU y nuestro país. Es así como a principios del 2017 y por medio de Eduardo  Andrés Castro, subsecretario privado de la presidencia y fuertemente ligado a algunos líderes evangélicos en Guatemala y EEUU, el perfil de Espina es presentado al Presidente Jimmy Morales quien ofrece nombrarlo como embajador en los EEUU después de algunas reuniones.

La conexión de las inteligencias

Dos prominentes miembros de la Hermandad, James Lankford (senador por Oklahoma) y Dan Coats (senador por Indiana) entonces miembros del poderoso Comité Selecto de Inteligencia del Senado de EEUU, habrían también coadyuvado a expandir la influencia de «La Hermandad» a Guatemala.

En agosto de 2016, Lankford llega a Guatemala en misión de verificación y estrechamiento de vínculos con diferentes funcionarios guatemaltecos, incluyendo Mario Andrés Duarte, secretario de inteligencia, estrechamente vinculado al sector de seguridad de EEUU, y a través de quien se materializa el apoyo de los miembros de «La Hermandad» en el comité selecto de inteligencia y el incremento significativo en apoyo de las agencias de seguridad de EEUU, principalmente a defensa e inteligencia guatemalteca.

«La Hermandad» por medio de su influencia y penetración en tres de los círculos de poder más influyentes de Guatemala, ha logrado influenciar y blindar el re-direccionamiento de la política guatemalteca hacia un conservadurismo que se alinea con los intereses de esta poderosa y casi omnipresente organización cristiana, que busca remoldear la política mundial, de acuerdo a su propia visión y los intereses de todos aquellos que la conforman.