Un estudio publicado por la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos detalla el impacto del estrés en la etapa del embarazo.

Por agencias

El estrés puede ser determinante en el desarrollo del feto y hasta determinar el sexo del bebé, según un reciente estudio de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos.

Un equipo de Colegio Vagelos de Médicos y Cirujanos de la Universidad de Columbia hizo una investigación en mujeres en gestación.

A través de enfrentar estrés físico y psicológico existen más posibilidades que el bebé sea niña, según el estudio.

“El útero es el primer hogar, tan importante o más que aquel en el que se cría el niño”, según el estudio. Los varones son más vulnerables a las hormonas del estrés en el útero.

Estresadas

El estudio sugiere que las mujeres muy estresadas pueden tener menos probabilidades de dar a luz a un varón.

Para el estudio los médicos analizaron 27 indicadores de estrés psicosocial, físico y de estilo de vida a través de cuestionarios, diarios y evaluaciones físicas diarias a un total de 187 mujeres embarazadas sanas, de 18 a 45 años.

Datos

Del estudio el 17%  de las mujeres estaban psicológicamente estresadas, con altos niveles de depresión, ansiedad y estrés percibido. 

El 16% estaban físicamente estresadas, con una presión arterial diaria relativamente más alta y una mayor ingesta calórica en comparación con otras mujeres embarazadas sanas.

Psicológico

Las mujeres con estrés psicológico, 40,  dio a luz a un niño; y las mujeres con estrés físico, 31%, dio a luz a un niño.

Apoyo

Los investigadores también encontraron que lo que más diferenciaba a los tres grupos era la cantidad de apoyo social que la madre recibía de amigos y familiares. 

Cuanto más apoyo recibe una madre, mayor es la probabilidad de que tenga un bebé varón.

Otro resultado del estudio reveló que las mujeres embarazadas con estrés físico, con mayor presión sanguínea e ingesta calórica, tienen más probabilidades de dar a luz prematuramente que las madres sin estrés.