Elda Galicia
Elda Galicia
Sobre el autor:
Periodista

La universidad inglesa de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca comunicaron este lunes los resultados preliminares de la fase tres de las pruebas de su vacuna contra el coronavirus, que arrojó dos resultados diferentes según las dosis aplicadas.

Uno de ellos dio un 62% de eficacia, cuando se aplicaron dos dosis completas, y otro alcanzó un 90 por ciento, cuando la primera dosis fue más baja.

Los investigadores han señalado que su preparado “es eficaz al prevenir que muchas personas enfermen y se ha demostrado que funciona bien en diferentes grupos de edad”.

Eficacia

La eficacia y seguridad de esta vacuna confirman que será muy efectiva contra el COVID-19 y que tendrá un impacto inmediato en esta emergencia de salud pública”, afirmó el jefe ejecutivo de AstraZeneca, Pascal Soriot, en un comunicado.

“Estos hallazgos muestran que tenemos una vacuna eficaz que salvará muchas vidas”, aseguró el profesor Andrew Pollard, investigador principal del ensayo. “Es emocionante que uno de nuestros regímenes de dosificación tenga una eficacia de alrededor del 90%”, agregó.

El ensayo analizó dos regímenes de dosificación diferentes: media dosis de la vacuna seguida de una dosis completa con un mes de diferencia, que fue 90% efectiva, así como un segundo régimen que aplicó dos dosis completas con un mes de diferencia, que fue 62% efectiva. Los resultados combinados mostraron un promedio de eficacia del 70%, añadió.

 

Lea también: 

 

Tercera fase 

Más de 20.000 voluntarios -la mitad en el Reino Unido y el resto en Brasil- participaron en la tercera fase de las pruebas clínicas organizadas por la universidad de Oxford, que ya dio buenos resultados de seguridad en la segunda fase.

En el último experimento, hubo 30 casos de coronavirus en personas que habían recibido dos dosis de este antídoto y 101 en el grupo de control que recibió una inyección inocua.

Un dato que aún no ha podido explicarse, según la BBC, es que la efectividad de la vacuna subió al 90 % en un grupo de voluntarios a los que se dio media dosis inicial seguida de una dosis completa.

El 19 de noviembre, los investigadores de Oxford informaron que la segunda fase de pruebas clínicas demostraba que su vacuna es segura, con pocos efectos secundarios, en personas sanas incluso de más de 70 años y provoca una respuesta inmune en todos los grupos de edad, tanto con una dosis baja como estándar.

Sarah Gilbert, profesora de vacunología de Oxford y responsable del proyecto, declaró en este anuncio: “nos sitúa un paso más cerca del momento en que podremos usar las vacunas para poner fin a la devastación causada por la COVID-19”.

Continuaremos trabajando con los reguladores (que deben autorizar la vacuna). Ha sido un privilegio ser parte de un esfuerzo multinacional que recogerá beneficios para todo el mundo”, afirmó.

 En Twitter, el ministro británico de Empresa, Alok Sharma, ha calificado de “muy prometedores” los resultados preliminares anunciados este lunes.

 

Con información de Infobae/ Reuters

 

 

Más noticias:

 

 

-Hay menos probabilidades de reinfección por coronavirus después de 6 meses