Al menos 900 mexicanos se podrían ver afectados, según la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Por Kenneth Monzón y agencias

Un día después que se conoció la decisión de Estados Unidos de enviar a Guatemala a mexicanos que soliciten asilo, la Secretaría de Relaciones Exteriores rechazó la medida. Además, advirtió que 900 mexicanos podrían ser afectados.

El gobierno mexicano estimó que a partir de febrero podrían ser afectados 900 connacionales que serían enviados al país centroamericano a esperar la resolución de su solicitud.

En comunicado

“La Secretaría de Relaciones Exteriores manifiesta su desacuerdo sobre la medida dada a conocer por el Departamento de Seguridad Interior de los Estados Unidos respecto a solicitantes de asilo mexicanos que continuarían su proceso correspondiente en Guatemala.

Si bien se trata de una disposición propia de la jurisdicción estadounidense, se estima que esta medida podría afectar a alrededor de 900 solicitantes a partir del mes de febrero”, informó al SRE a través de un comunicado.

Acuerdo migratorio

El lunes se conoció que Estados Unidos enviará a Guatemala a algunos mexicanos que buscan asilo.

De esta forma concluye un controvertido acuerdo migratorio con Washington, según el Departamento de Seguridad Interior (DHS) de Estados Unidos.

“Algunos mexicanos que están buscando protección humanitaria en Estados Unidos pueden ahora ser elegibles para ser transferidos a Guatemala y darles la oportunidad de buscar protección ahí”, según un comunicado.

Nuevo

Se trata de una nueva medida entre las duras regulaciones migratorias que ha tomado el gobierno del presidente Donald Trump, quien ha buscado un férreo control de los inmigrantes indocumentados, en medio de una oleada de cruces fronterizos.

Acuerdo con Guatemala

En julio, Guatemala firmó con Washington el Acuerdo de Cooperación de Asilo, un pacto que, de acuerdo con la Casa Blanca, lo convierte en un “tercer país seguro”.

Bajo los términos del pacto, los migrantes que quieran buscar asilo en Estados Unidos pero que viajen a través de Guatemala deben solicitar protección en el país centroamericano.

La nueva medida sería una ampliación de dicho acuerdo, que también estipulaba que los migrantes que aspiran a asilarse en Estados Unidos deben aguardar el resultado de su solicitud en Guatemala.