El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó hoy un acuerdo ampliado de 36 meses en el marco del Servicio Ampliado del FMI (SAF) para Costa Rica, por un monto equivalente a USD 1.778 millones.

La aprobación del Directorio Ejecutivo permite un desembolso inmediato equivalente a USD 296,5 millones, aproximadamente. El acuerdo SAF complementa el apoyo de emergencia del FMI a Costa Rica de abril de 2020 (100% de la cuota, equivalente a USD 521,7 millones). Se espera que el acuerdo catalice otras ayudas financieras bilaterales y multilaterales.

Consecuencias del COVID-19

Costa Rica ha logrado importantes avances en su agenda de reformas fiscales y estructurales en los últimos años, sin embargo, la pandemia del coronavirus ha golpeado duramente a la economía y ha agravado vulnerabilidades preexistentes, neutralizando los beneficios esperados de la ambiciosa reforma fiscal iniciada a finales de 2018 y generando una cuantiosa brecha de financiamiento.

Mientras la rápida respuesta de las autoridades y el sistema sanitario universal bien establecido han ayudado a evitar una crisis más grave, se espera que la recuperación se prolongue, proyectándose un crecimiento de la economía costarricense de 2.6% en 2021. A su vez, los riesgos para las perspectivas económicas permanecen altos dada la incertidumbre alrededor de la pandemia.

“Las autoridades de Costa Rica han respondido rápidamente al shock de la pandemia COVID-19, lo que ha permitido evitar una crisis más grave. Sin embargo, el impacto socioeconómico de la pandemia ha sido considerable, debilitando su posición fiscal y generando un déficit alto de financiamiento”, expresó Mitsuhiro Furusawa, Director Gerente Adjunto y Presidente interino.

“Ante este contexto, el Servicio Ampliado del FMI respaldará el programa formulado por el país, dirigido a garantizar la estabilidad macroeconómica, apoyar una recuperación gradual y avanzar en la agenda de reformas”, agregó.