El lanzamiento del cohete ruso Soyuz desde el cosmódromo de Baikonur en Kazajistán, que debía poner en órbita 38 satélites, fue aplazado.

La información fue confirmada por la Agencia Espacial de Rusia Roskosmos, a través de un comunicado.

Según el Jefe de Roskosmos, Dmitri Rogozin, el aplazamiento se debió a una “sobretensión” detectada antes del lanzamiento. “Decidimos no arriesgarnos”, declaró.

El cohete debe poner en órbita 38 satélites procedentes de 18 países extranjeros, entre ellos Brasil, Corea del Sur, Japón, Canadá, Arabia Saudita, Alemania, Italia o España.

“Enxaneta” es el primero de los dos pequeños satélites que planea poner en órbita el gobierno regional catalán para mejorar la observación de la Tierra.