Bill Gates continúa con su lucha contra el cambio climático, buscando impulsar iniciativas y tecnologías que se enfoquen a revertir su impacto.

Científicos de la Universidad de Harvard proponen que la disminución de la luz solar podría enfriar el planeta.

Uno de los proyectos busca “bloquear el sol”, para desviar algunos de los rayos que se dirigen a la Tierra, reduciendo así las altas temperaturas que tiene en algunas partes.

¿Cómo funcionará?

El proyecto consiste en lanzar un enorme globo a la estratosfera con 600 kg de carbonato cálcico, o tiza.

Esta se rociará a 19 kilómetros por encima de la superficie de la Tierra, con esto esas partículas de polvo interactuarán con la atmósfera para ver cómo funcionan.

Con esto se podría saber si es posible realizar este experimento a gran escala; el propósito es reducir los efectos del cambio climático.

De acuerdo con la teoría establecida, la tiza lograría reflejar la luz solar, enviándola en otra dirección, de esa forma frenando el calentamiento global.

Imagen: Bill Rodman

Una forma de retrasar el problema

Bill Gates afirma que esta no es una solución para el cambio climático, sino una forma de retrasar el problema.

“De 10 a 15 años mientras nos deshacemos de las fuentes de emisión”, la cual es su misión central para 2030.

Gates afirmó que es necesario intentar este proyecto ya que es imperativo no perder el tiempo averiguando qué puede funcionar y qué no.

“Tenemos que ponernos en marcha”, agregó el filántropo.