El hombre más rico del mundo está tratando de transformar el Bitcoin de una inversión especulativa a una forma de pago.

Musk está aprovechando a los entusiastas de las criptomonedas, por lo que anunció que Tesla ahora acepta bitcoin como forma de pago.

El anuncio de Elon Musk demuestra que ese método de pago es factible también a la hora de comprar un automóvil de Tesla.

El empresario ha querido dar garantías de que ese tipo de operación es segura indicando que Tesla se encarga de operar sus propios nodos bitcoin.

La decisión es desde luego arriesgada, sobre todo cuando el valor del bitcoin es tremendamente volátil. 

 Musk afirma que los bitcoins que se usen para pagar estos carros no se convertirán en dinero fiat (dólares, por ejemplo).

Se guardarán como bitcoins en los monederos de Tesla; si estos acaban bajando de valor, los recursos económicos de la empresa quedarán también expuestos.