El Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, deploró que el Gobierno no haya hecho de la crisis del COVID-19 una oportunidad para fortalecer e integrar el sistema de salud.

Rodas expresó que el sistema de salud es débil y está segmentado, agregando que la pandemia expuso críticamente sus falencias, especialmente de la administración de recursos, suministros y protección del personal sanitario,

Asimismo indicó que el sistema de protección social también se vio debilitado por la pérdida de empleos formales.

“El Gobierno ha desaprovechado la oportunidad de la emergencia sanitaria del último año para reconstruir y transformar el sistema de salud”.

Por lo tanto recomendó al Ministerio de Salud incorporar en una agenda estratégica la reforma del sistema de salud para avanzar hacia un modelo más justo.

También instó al MSPAS a fortalecer los sistemas de información en salud, acoplándose a los estándares internacionales.

El PDH agregó que deben adquirir y suministrar de forma urgente volúmenes suficientes de la vacuna contra el covid-19, que sean seguras y eficaces.