fbpx

Flurona: ¿Qué ocurre cuando se contrae COVID y gripe al mismo tiempo?

Francisco Rivas
10/01/2022

Mientras que 2021 continuó la tendencia del año anterior centrándose en el COVID-19 y las variantes de coronavirus, 2022 comenzó con un nuevo término que entra ahora en el léxico de la era pandémica: Flurona.

El nombre es básicamente lo que parece ser, una combinación de gripe y el nuevo coronavirus, con personas que se infectan con ambos a la vez.

Desde que una mujer en Israel fue diagnosticada con ambos a principios de enero, la gente de todo el mundo ha empezado a preocuparse por la flurona y lo que podría significar para el mundo que ya está luchando contra el COVID-19 y todas sus nuevas variantes.

Pero, ¿qué es la flurona y cuán común es? ¿Cuáles son los síntomas de la flurona y cuántos casos de flurona hay?

¿Qué es la flurona?

A pesar de que el nombre implica una combinación, la flurona no es una fusión literal del COVID-19 y la gripe que se han unido para formar un superpatógeno que podría significar la destrucción de nuestra especie.

Más bien, en última instancia, flurona es sólo el término para tener tanto COVID-19 como la gripe al mismo tiempo.

Y no sólo no es una enfermedad nueva, sino que ni siquiera es un fenómeno nuevo.

A pesar de los informes iniciales que dieron la vuelta al mundo cuando se confirmó que una mujer tenía tanto gripe como COVID-19, no se trataba de la paciente cero de flurona.

No, la flurona -aunque no se llamaba así en ese momento- existe desde hace al menos dos años.

En noviembre de 2021, el Atlántico informó de un caso de febrero de 2020, en los primeros días de la pandemia. En ese momento, un hombre había ingresado en un centro médico de Queens y se le diagnosticó por primera vez la gripe. Se le volvieron a hacer las pruebas y a principios de marzo, también había dado positivo en COVID-19.

Este hombre, junto con su mujer y sus dos hijos, reportaron los primeros casos de flurona, al principio de la pandemia.

Y ni siquiera fueron los primeros casos. No, esos pueden ser de un estudio en China de principios de 2020 que señaló muchos casos de infección simultánea entre la gripe y el coronavirus.

Y tampoco se limita a estos dos lugares.

Según The Washington Post, ya se habían detectado casos de flurona en EE.UU., Brasil, Hungría, Filipinas e incluso Israel antes de que este último informe ayudara a acuñar el término.

Según el Dr. Edsel Salvana, miembro del grupo de asesoramiento técnico del Departamento de Salud filipino, la primera muerte por COVID-19 fuera de China a principios de 2020 (que se produjo en Filipinas) fue un caso de coinfección, como informó ABS-CBN.

Este paciente, según Salvana, era un ciudadano chino que tuvo COVID-19, gripe y neumonía por estreptococo, todo al mismo tiempo.

Si los casos de flurona no son nada nuevo, ¿por qué sólo oímos hablar de ellos ahora?

Porque vuelve a aparecer un miedo irrealizado.

La gente empezó a preocuparse por la propagación simultánea de ambas enfermedades en lo que algunos expertos denominaron una “doble endemia”, aunque más que de una nueva enfermedad, se trataba de la capacidad de los países para manejar este doble brote.

Con los sistemas sanitarios de todo el mundo desbordados por el aumento de los casos de COVID-19, el temor a tener que lidiar también con la gripe era una seria preocupación.

Pero esta doble epidemia nunca se produjo.

¿Por qué?

No está claro, pero hay muchas razones posibles. Entre las principales está el hecho de que, debido a los cierres por COVID-19 y a que todo el mundo llevaba mascarillas, la temporada de gripe en sí no fue tan grave.

Esto está respaldado por los datos que muestran que en la última temporada de gripe, los casos en los EE.UU. fueron significativamente más bajos de lo normal, como señala el Atlantic.

Ahora, sin embargo, volvemos a oír hablar de ello.

Pero hay otra razón para estar preocupados en este momento. Debido a la prevalencia de nuevas variantes como la variante Ómicron y la recién descubierta en Francia, el virus es especialmente contagioso. Ya se ha demostrado que Ómicron es más transmisible que algunas cepas anteriores, lo que hace que los casos de coinfección sean ahora aún más posibles.

Muchos casos se han detectado en personas más jóvenes, aunque esto no es demasiado sorprendente, sobre todo en niños.

“En raras ocasiones, he visto cinco virus diferentes detectados en el mismo niño. Por lo general, en un niño que estaba en la guardería”, dijo a ABC News el Dr. Juan Dumois, médico especialista en enfermedades infecciosas del Johns Hopkins All Children’s Hospital, explicando lo poco común que son las coinfecciones en los niños.

¿Cuáles son los síntomas de la flurona? ¿Las vacunas pueden proteger de la flurona?

Como la flurona no es más que tener gripe y COVID-19 al mismo tiempo, los síntomas son exactamente esos.

También hay otras similitudes. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), tanto el nuevo coronavirus como la gripe se propagan de forma muy similar, por ejemplo, a través del sistema respiratorio.

Los grupos de riesgo también son, en gran medida, los mismos, como los trabajadores médicos de primera línea, las personas mayores, las personas con enfermedades subyacentes y las embarazadas.

Pero eso no significa que todo sea exactamente igual.

Algunas personas que contraen la flurona tienen peores síntomas que otras, y en gran medida, la razón es sencilla: Las vacunas.

“Si estás vacunada, la enfermedad es muy leve”, dijo a The Washington Post el director de ginecología del Rabin Medical Center-Beilinson Campus, Arnon Vizhnitser.

Tanto la COVID-19 como la gripe tienen vacunas disponibles, y estar vacunado -y en el caso de la COVID-19, recibir la vacuna de refuerzo- es la mejor manera de limitar la gravedad de la flurona.

Y como ambas enfermedades se propagan de forma similar, la forma de prevenir su contagio también es similar: el distanciamiento social y el uso de mascarillas.

Además, a pesar de no ser una enfermedad nueva, preocupa tener las dos a la vez, sobre todo en ciertos grupos de riesgo. Esto se debe a que los dos virus que componen la flurona se dirigen al sistema respiratorio humano, lo que puede hacer que las personas tengan dificultades, como los niños menores de dos años y los adultos mayores de 65 años.

“Cuando el sistema inmunitario empieza a luchar contra un virus en el sistema respiratorio en los pulmones, ese ataque provoca una reacción inflamatoria que da lugar a una producción de más mucosidad en los pulmones”, explicó Dumois a ABC News, lo que puede provocar menos oxígeno en la sangre y dificultad para respirar.

Otros expertos también han dicho algo parecido.

Ya en septiembre, el Dr. Adrian Burrowes, médico de familia y profesor adjunto de medicina familiar en la Universidad de Florida Central, advirtió a la CNN que la flurona podría ser “catastrófica” para el sistema inmunitario de una persona, lo que podría provocar mayores tasas de mortalidad.

Pero, como señaló la OMS, las medidas preventivas como vacunarse, el distanciamiento social, el uso de mascarillas, el lavado de manos, la garantía de ventilación y la evitación de los eventos de súper contagio son las formas ideales de mantenerse a salvo en medio de los dos brotes de esta doble epidemia.

Via: The Jerusalem Post

De interés…