Jimena Sánchez
Jimena Sánchez
Sobre el autor:

Los estudiantes de Buenos Aires y de algunas provincias de Argentina regresaron a las aulas después de permanecer casi un año confinados por la pandemia del coronavirus. El inicio de clases se vio rodeado de polémica debido a las diferencias políticas y sindicales ante el peligro de contagios.

El nuevo ciclo escolar comenzó de forma presencial en varios centros educativos de la capital argentina, Santa Fe, Santiago del Estero y Jujuy, así como con actividades de refuerzo en la provincia de Buenos Aires; el resto de distritos lo harán en sucesivas semanas hasta mediados de marzo. 

El pasado viernes se oficializó la decisión del retorno a las aulas en todo el país, en su mayoría combinadas con la modalidad virtual, durante una reunión entre las autoridades del Gobierno nacional con los ministros de Educación de las 23 provincias y de la ciudad de Buenos Aires.

Como en la mayoría de escuelas de doble jornada, cada clase ha sido subdividida aquí en dos grupos y uno va tres horas por la mañana y otro tres por la tarde. Por ahora, el servicio de comedor continúa suspendido y las familias becadas reciben un bolsón con alimentos para cocinar en casa. En las escuelas de jornada simple, los alumnos concurren dos días una semana y tres la siguiente.