fbpx
Conecta con nosotros

Hola, ¿Buscas una noticia?

Mundo

Turquía cierra sus fronteras con Siria tras oleada de violencia

Los disturbios comenzaron a última hora del domingo, desencadenando una serie de incidentes violentos que se extendieron por todo el país.

Turquía cerró la frontera con el noroeste de Siria después de denunciar que sus tropas fueron atacadas por sirios enfurecidos por la violencia contra sus compatriotas en territorio turco. Una fuente de la oposición siria y residentes locales confirmaron los enfrentamientos que llevaron al cierre de los principales cruces fronterizos.

En Turquía, la Policía detuvo a 474 personas involucradas en ataques contra la comunidad siria, según el ministro del Interior, Ali Yerlikaya.

Más de la mitad de los detenidos, 285, tienen antecedentes penales de diverso grado, según el ministro turco.  El malestar se generó en Kayseri, en Anatolia central, tras la difusión de la noticia sobre el abuso de una niña siria de 5 años por parte de un adulto, supuestamente un familiar de la víctima y también de nacionalidad siria.

El incidente provocó fuertes protestas contra la política del Gobierno central de acoger a millones de refugiados del país vecino. Las manifestaciones rápidamente se convirtieron en ataques violentos contra los refugiados sirios.

En Kayseri se registraron actos vandálicos como la quema de vehículos y propiedades de sirios, impulsados por informaciones en las redes sociales sobre el abuso sexual de la niña. Yerlikaya afirmó que el incidente está siendo investigado.

La violencia se propagó rápidamente a las provincias de Hatay, Gaziantep, Konya, Bursa y a un distrito de Estambul, según informó la agencia de inteligencia turca MIT en un comunicado. En las redes sociales se ha reportado que algunos sirios resultaron heridos durante los disturbios.

Cientos de sirios molestos salieron a las calles en varias ciudades del noroeste de Siria controladas por los rebeldes, una zona donde Turquía mantiene miles de tropas y estableció una esfera de influencia que impide que el presidente sirio, Bashar al-Assad, recupere el control.

En la ciudad fronteriza siria de Afrín se vivieron los enfrentamientos más violentos, con al menos cuatro personas muertas en un tiroteo entre manifestantes armados y tropas turcas. En otros lugares, se produjeron escaramuzas y enfrentamientos armados, donde los civiles lanzaron piedras a los convoyes turcos en varias ciudades y derribaron la bandera turca en algunas oficinas.

Turquía respondió a los disturbios cerrando hasta nuevo aviso el cruce fronterizo de Bab al Hawa, una importante ruta comercial y de pasajeros para más de 3 millones de habitantes, junto con Bab al Salam y otros cruces más pequeños, según dijo a Reuters un funcionario fronterizo.

Varios funcionarios turcos calificaron los disturbios en Siria de “provocaciones” y el Ministerio de Asuntos Exteriores expresó que “es incorrecto utilizar los tristes acontecimientos que tuvieron lugar en Kayseri como base para algunas provocaciones más allá de nuestras fronteras”.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, culpó sin pruebas a la oposición política por los recientes ataques contra los sirios. Erdogan advirtió que “no se puede lograr nada alimentando la xenofobia o el odio hacia los refugiados en el público”, en un intento por condenar las tensiones y la violencia.

Después de 13 años de conflicto, más de 3,5 millones de sirios han buscado refugio en Turquía, que acoge la mayor población de desplazados de Siria. La mayoría reside en campos improvisados o viviendas comunitarias en la frontera, dependiendo de la asistencia humanitaria y el apoyo de organizaciones no gubernamentales para sobrevivir.

La situación humanitaria es grave: el 90% de los sirios vive por debajo del umbral de la pobreza y Turquía se sitúa como el sexto país con mayor inseguridad alimentaria a nivel mundial. El terremoto de febrero de 2023, que afectó a ambos países, exacerbó aún más las condiciones de vida.

Muchos refugiados denuncian casos de racismo y explotación por parte de la población local turca. La frontera está altamente militarizada y protegida por una extensa alambrada de púas a lo largo de cientos de kilómetros. A pesar de los esfuerzos de las organizaciones locales para ofrecer apoyo psicológico y prevenir la trata de menores, la xenofobia aumenta cada día.

Turquía rompió relaciones con Siria en 2011 después de que Bashar al-Assad reprimiera brutalmente las protestas prodemocracia, desencadenando la guerra civil siria. Ankara apoyó a los rebeldes que buscaban derrocar a Al-Assad, proporcionándoles armas, entrenamiento y refugio en su territorio.

Sin embargo, tras años de conflicto, Turquía dejó sus planes de promover un cambio de régimen en Siria y ahora trabaja junto a Rusia e Irán para estabilizar la situación. El Gobierno turco endureció los controles migratorios y realiza constantes deportaciones masivas de refugiados sirios. Esto se debe al auge de los discursos y ataques xenófobos contra los refugiados, alimentados por la crisis económica y la retórica política en Turquía.

Via: france 24

Escrito por:

CentraNewsgt (CN) es un medio de comunicación y una fuente de noticias confiables e imparciales, en el que tenemos como fin principal informarle del acontecer nacional e internacional. CN ofrece información con noticias de interés en política, economía, cultura, deportes, vida, tecnología, negocios, mundo, Latinoamérica y más, por medio de reportajes, entrevistas, crónicas y las noticias de último momento. Nuestros miles de visitantes y seguidores a nivel mundial tienen contenido adaptado a su uso, a través de nuestra página web y redes sociales, en las que miles de personas interactúan a diario, dando un me gusta, compartiendo y comentando. Llegamos también a través de nuestro Newsletter. Porque CentraNewsgt (CN) “es la información que de verdad necesitas”.

También puedes leer:

Negocios

Foré Muxbal: apartamentos en armonía con la naturaleza y amenidades exclusivas.

Nacionales

Marlene Mancilla señala abuso durante obra teatral "El Señor Presidente". El Ministerio de Cultura responde.

Nacionales

El Ministerio Público localizó el cuerpo a principios de junio durante una diligencia basada en declaraciones del médico Kevin Malouf, principal sospechoso del caso.

Política

La decisión fue anunciada tras una revisión realizada por el Ministerio de Gobernación (Mingob).