El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, sostuvo una reunión virtual con su homólogo mexicano Andrés Manuel López Obrador para revisar la cooperación en materia de migración y avanzar en los esfuerzos conjuntos para promover el desarrollo en el sur de México y el Triángulo Norte de América Central.

Ambos líderes se comprometieron a trabajar juntos para combatir la pandemia de COVID-19, revitalizar la cooperación económica y explorar áreas de cooperación sobre el cambio climático. También reafirmaron la importancia de combatir la corrupción y la cooperación en materia de seguridad.

El presidente Biden expresó que tuvo una gran reunión con el presidente mexicano: “Desde la migración hasta el cambio climático, estamos comprometidos a trabajar en estrecha colaboración para avanzar en los desafíos que enfrentamos”. Por su parte, AMLO compartió el siguiente mensaje tras el encuentro: “Conversamos con el presidente Joe Biden y su equipo. Fue un encuentro amistoso y por el bien de nuestros pueblos”.

Los dos Presidentes reafirmaron la duradera asociación entre ambos países, basada en el respeto mutuo y el extraordinario vínculo de familia y amistad.

Temas discutidos

Durante la reunión ambos mandatarios se comprometieron a combatir el coronavirus, indicando la importancia de una estrecha colaboración para responder a la pandemia, particularmente en áreas relacionadas con la cooperación económica y sanitaria. Acordaron profundizar la cooperación en la respuesta a una pandemia, mejorando las capacidades de salud pública, el intercambio de información y el desarrollo de políticas fronterizas.

Ambos líderes reconocieron las numerosas contribuciones de los migrantes a la fortaleza económica, la diversidad cultural y el espíritu innovador de Estados Unidos y México, y se comprometieron con las políticas migratorias que reconocen la dignidad de los migrantes y el imperativo de una migración ordenada, segura y regular. Acordaron colaborar en un esfuerzo conjunto para abordar las causas fundamentales de la migración regional, mejorar la gestión de la migración y desarrollar vías legales para la migración.

Reconociendo la importancia estratégica de la relación económica bilateral, reafirmaron su compromiso compartido con el Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (T-MEC) como impulsor de la prosperidad y los derechos laborales de América del Norte en ambos países al generar oportunidades laborales, mejorar la protección de los trabajadores y prevenir el trabajo forzoso.

Los líderes también acordaron reiniciar el Diálogo Económico de Alto Nivel para revitalizar la cooperación económica entre ambas naciones y se enfatizó en la importancia de trabajar juntos contra la amenaza común que representa el crimen organizado transnacional.